Abr 252013
 
17236407_s

A menudo se cita a Albert Einstein (quizás erróneamente) como quien dijo: “Si yo tuviera 20 días para resolver un problema, me gustaría pasar 19 días para definirlo.” La innovación es un problema particularmente complicado, ya que a menudo permanece sin definir. Lo tratamos como un monolito, como si cada innovación es la misma, por lo que muchos programas costosos terminan yendo a ninguna parte.

Entonces, ¿cómo debemos hacerlo? ¿Hay que entregarlo a los chicos con batas de laboratorio, a un socio externo, a un especialista de campo, hacer un outsource, o qué? Antes de hacer esto, necesitas un marco claro para la definición de los problemas y enfoques que son más propensos a ser resueltos con innovación.

La definición del  enfoque de gestión de la innovación comienza con el desarrollo de una mejor comprensión del problema que tenemos que resolver. Greg nos menciona dos preguntas básicas puede sernos de gran ayuda.

¿Qué tan bien se define el problema? Cuando Steve Jobs, quien era un maestro en la definición de una visión de producto clara, se propuso construir el iPod, él enmarco el problema como “1.000 canciones en mi bolsillo.” Esa simple frase define no sólo las especificaciones técnicas, sino también el enfoque general. Desafortunadamente, algunos problemas, como la forma de crear una alternativa viable a los combustibles fósiles, no son tan fáciles de delimitar. Así que su estrategia de innovación tendrá que adaptarse dependiendo en gran medida de lo bien que el problema puede ser enmarcado.

¿Quién es el mejor situado para resolver el problema? Una vez que Jobs definió el problema del iPod, estaba claro que tenía que encontrar un fabricante de unidad de disco que pudiera satisfacer sus especificaciones. Pero, a veces, él te encontraras que el camino no es tan terso. Una vez que comiences a hacer estas preguntas, encontrarás que se irán aclarando con bastante rapidez. O hay una respuesta simple, o no lo hay.

Una vez que le hemos hecho las preguntas que enmarcan nuestro problema, podemos determinar que enfoque de la innovación tiene más sentido como se muestra en la siguiente matriz:

Matriz de Innovacion

Investigación básica: Cuando tu objetivo es descubrir algo realmente nuevo, ni el problema ni el área están bien definidos. Mientras que algunas organizaciones están dispuestas a invertir en divisiones de investigación a gran escala, otros tratan de mantenerse en la cima de los descubrimientos a través de becas de investigación y afiliaciones académicas. A menudo, los tres enfoques se combinan en un programa integral.

Aunque la investigación más básica sucede en las instituciones académicas, algunas empresas también pueden destacar en ella. En 1993, la investigación de IBM llevo a cabo la primera tele transportación cuántica, una tecnología que probablemente resulte en un producto hasta después de 2020. Ellos siguen a la cabeza en las patentes. La investigación básica requiere un horizonte de largo plazo para que se pague  por lo que debe combinarse con otros métodos, ya sea internamente o a través de asociaciones.

Innovación de ruptura (Breakthrough Innovation): A veces, aunque el problema está bien definido, las organizaciones (o incluso áreas enteras) pueden quedar atrapadas. Por ejemplo, la necesidad de encontrar la estructura del ADN es un problema bien definido, pero la respuesta es elusiva incluso para los químicos más talentosos. Por lo general, estos tipos de problemas son resueltos a través de la síntesis de diferentes dominios o áreas. Watson y Crick resolvieron el problema ADN mediante la combinación de puntos de vista de la química, la biología y la cristalografía de rayos X.

Muchas empresas están recurriendo a las plataformas abiertas de innovación como Innocentive, que permiten a los externos resolver los problemas que tienen atrapadas a las organizaciones. Procter and Gamble ha construido su propia plataforma Connect + Develop que les permite beneficiarse de la experiencia en una variedad de áreas en todo el mundo.

Innovación Sostenible: Cada tecnología tiene que mejorar. Cada año, nuestras cámaras reciben más de píxeles, las computadoras se vuelven más potentes y los productos del hogar se convierten con “formula nueva y mejorada”. Las grandes organizaciones tienden a ser muy bueno en este tipo de innovación, ya que los laboratorios de I + D convencional y la externalización son muy adecuadas para ello.

Apple, por ejemplo, es un sostenedor de innovación superior. No inventaron el reproductor de música digital, o el teléfono inteligente, o incluso el equipo Tablet PC. Sin embargo, mejoraron en los diseños anteriores de tal manera que parecían como si fueran algo completamente nuevos. En la misma línea, Toyota hace que los coches como cualquier otro, salvo mejor.

Lo que ambas empresas tienen en común es que son maestros en la adaptación de innovaciones revolucionarias en los mercados existentes. En esencia, los grandes sustentadores de la innovación son grandes vendedores. Ellos ven la necesidad de que nadie más lo hace.

Innovación disruptiva: El área más problemática es la innovación disruptiva, la cual apunta a la luz o a los no clientes de una categoría que requiere un nuevo modelo de negocio, ya que el valor que crean que no es inmediatamente evidente. Mientras que cada nuevo producto de Apple llama la atención, Google sale con algo que la mayoría la gente ni siquiera entienden lo que es, y mucho menos cómo van a hacer dinero en ella. Desde Google Maps a vehículos autónomos, logran satisfacer las necesidades que ni siquiera sabíamos que teníamos. 3M, la compañía que fue pionera en cinta adhesiva y notas post-it, obtiene hasta un 30% de sus ingresos de productos lanzados en los últimos 5 años.

Ambas empresas utilizan una versión de la regla del 15%/20%, donde los empleados están obligados a dedicar una parte fija de su tiempo a proyectos no relacionados con su trabajo. Otras empresas se han dedicado laboratorios de innovación donde puedan “probar y aprender” sin riesgo excesivo. Un enfoque VC, en el que las pequeñas inversiones se realizan en las empresas emergentes, también puede tener éxito.

Si bien el enfoque es importante, ninguna empresa debería limitarse a un solo cuadrante. Apple, por ejemplo, es el principal innovador de sostenimiento, pero iTunes fue sin duda una importante innovación disruptiva. Mientras que Google podría ser el mayor innovador disruptivo en el planeta, que gastan recursos considerables para mejorar los productos existentes.

Así que es importante desarrollar una cartera de innovación eficaz, que tenga un área de enfoque principal, sino que también persigue otros cuadrantes de la matriz y crea sinergias entre los diversos enfoques. La innovación es, sobre todo, de combinación.

Articulo original en inglés:

http://blogs.hbr.org/cs/2013/02/before_you_innovate_ask_the_ri.html

Autoria de la imagen:  Copyright (c) www.123rf.com

[suffusion-the-author]

[suffusion-the-author display='description']

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)

Please insert the signs in the image:

A %d blogueros les gusta esto: