Nov 072012
 
Copyright (c) 123RF Stock Photos

Muchas veces cuando estamos en la etapa de ingeniería de un proyecto tenemos la necesidad de especificar o seleccionar la tecnología que usaremos en nuestros procesos productivos.

La selección que realicemos es crítica, ya que dependiendo de ella, lo que se necesita para producir un bien o servicio y, por lo tanto, los costos para hacerlo, van a ser diferentes, porque cada tecnología requiere maquinas, equipos, instalaciones físicas y materiales distintos, de más o menos tiempo de fabricación, de más o menos personal para operarlo, de más o menos dinero.

También estos costos van a ser mayores o menores en función de las cantidades anuales del bien o servicio proyectadas para vender, puesto según sean mayores o menores esas cantidades, se van a necesitar mayores o menores volúmenes de los factores productivos requeridos para producir ese bien o servicio.

Coincidiendo con Murcia, en condiciones normales, la mejor tecnología para nuestro proyecto es aquella que cumple con los 7 requisitos básicos siguientes:

  1. Se encuentra efectivamente a nuestro alcance.
  2. Permite producir o comercializar el bien o el servicio en la cantidad requerida, en el tiempo previsto y con las características técnicas y atributos físicos con los que fue diseñado y que se ha prometido a los posibles compradores, es decir, con la calidad esperada. Esta condición incluye el hecho de que requiera insumos que se encuentren realmente al alcance del proyecto con las especificaciones debidas. En pocas palabras, es mejor adquirir un equipo que utilice insumos nacionales o por lo menos del mismo continente a otro en otro continente.
  3. Presenta los menores riesgos de obsolescencia rápida o prematura. Obviamente, el mayor riesgo en este asunto lo presentan las alternativas de tecnología más intensivas en capital que aquellas que lo son más en mano de obra, razón para la cual a las primeras, en caso de ser elegida una de ellas, se les exige, como contrapeso, un periodo de recuperación más rápido que el que se acepta para las segundas.
  4. No genera dependencia tecnológica ni tampoco dependencia del proveedor en condiciones de monopolio de oferta, tenemos que ser muy cuidadosos de buscar siempre tecnologías genéricas o de mostrador.
  5. Garantiza la mayor seguridad industrial y salud ocupacional posibles.
  6. No causa o causa efectos menores al medio ambiente.
  7. Genera los costos de producción más bajos posibles.

Al revisar estos siete puntos nos damos cuenta que la mejor tecnología depende de los factores productivos con los que cada inversionista contamos o podemos conseguir de terceros (nuestros proveedores), para poder producir o comercializar un bien o servicio en la cantidad, oportunidad y calidad previstas.

También podemos asumir que si las diferentes tecnologías que tenemos de opción cumplen de la misma manera con los puntos 1 al 6 al final nuestra decisión se convertirá meramente en un asunto de costos, es decir, producir de la manera más económica.

¿Quieres saber más? ¡Participa en nuestro foro! O si así lo deseas, haznos llegar tu duda a través de nuestro formato en: http://innovando.net/servicios-2/servicios/

Referencia: Proyectos, formulación y criterios de evaluación, Murcia

[suffusion-the-author]

[suffusion-the-author display='description']

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)

Please insert the signs in the image:

A %d blogueros les gusta esto: