Feb 232015
 
Copyright:  / 123RF Stock Photo

La buena noticia que surge de todos los retos es, que hay muchas maneras de tener éxito. Tenemos suerte, todas las grandes cosas que se han creado en nuestra civilización sucedieron, a pesar de todas las posibles razones por las que no tendrían que haberse creado. Sin embargo, es imposible saber en todo momento que caminos están abiertos o cerrados en todo momento. El camino que usamos la semana pasada no es garantía que funcione hoy, y una innovación que ha fracasado en el pasado podría funcionar en este momento. Las innovaciones exitosas son altamente impredecibles, incluso en opinión de los expertos o de los propios innovadores.

Si bien no hay mapas, hay actitudes que ayudan. Tenemos que encontrar nuestro camino, cualquier buen curso de entrenamiento de supervivencia enseña no sólo las habilidades, sino maneras de pensar. La comparación entre la innovación y la supervivencia es aptitud, aquí hay algunas maneras de pensar acerca de los caminos que pueden cambiar las probabilidades.

  • Adquirir el conocimiento propio. Cada decisión difícil que hace un innovador, es, en parte, la forma en que el innovador se siente acerca de sí mismo; ninguno de nosotros es tan lógico como nos gustaría ser. Ser consciente de los entornos o desafíos que inspiran los mejores resultados para nuestra personalidad nos ayuda a tomar decisiones más inteligentes. La mejor oportunidad de negocio podría ser el reto personal menos interesante, y viceversa. Conocerte a ti mismo, y a tu equipo, es una gran ventaja y te ayuda a guiar tus decisiones. Es una de las pocas incertidumbres de la innovación que, con el tiempo, siempre se puede transformar en un conocimiento cierto y ser utilizado como un activo.
  • Recompensa las fallas interesantes. Si tú estás explorando lo desconocido, los fracasos van a suceder. Tener una actitud positiva acerca de la falta de éxito es fundamental (esto no quiere decir que se debe fomentar el cometer errores estúpidos). Sin embargo, cualquier error te enseña, o a alguien que trabaja contigo, algo previamente desconocido, es una valiosa lección de haber hecho un experimento. Y es esta actitud la que es consistente entre todos los grandes inventores. Se recompensan a sí mismos al hacer experimentos y aprender de ellos, y no exclusivamente recompensan el éxito.
  • Se intenso, pero da un paso atrás. Muchos innovadores exitosos trabajan con pasión, pero periódicamente dan un paso atrás y se preguntan: “¿Qué está pasando en el mundo que afecta a mis metas?” O “¿Para qué otra cosa es bueno mi trabajo?” La innovación es impulsada por una combinación de intensidad y de voluntad de reconsiderar supuestos, minimizando la posibilidad de ir a callejones sin salida y maximizar el potencial de encontrar mejores caminos. Si tienes amigos honestos ello podrían decirte sus perspectivas si se los pides, sólo tienes que estar dispuesto a escuchar la dura verdad. Es difícil apostar años en una idea y mantener el valor de cuestionarnos, repensar, y comprometernos a algo totalmente nuevo en otra dirección.
  • Crezca poco a poco. Ninguna patente ha sido escrita y presentada en una hora, así como ninguna sinfonía fue orquestada durante la noche. El cambiar el mundo o revolucionar una industria es una bonita fantasía, pero es absurdo empecemos con esas ambiciones porque están fuera de control de cualquier individuo. Tiene más sentido atacar un problema específico en un campo conocido; sólo como éxitos devengan debe crecer la ambición. Muchas de las ideas que han cambiado el mundo tienen orígenes humildes y comenzaron con pequeñas preguntas como: “¿Puedo hacer esto mejor?” Use su ego y la ambición para alimentar una progresión de sus innovaciones y de no distraiga su atención de las mejores oportunidades, aunque parezcan muy ordinarias.
  • Reconoce la suerte y el pasado. Los grandes egos de la innovación tienen una historia de éxito que repiten para siempre. Nunca tienen el valor de intentar algo nuevo o reconocer el papel de la suerte, y pasan gran parte del presente hablando del pasado. Al honrar la suerte no disminuimos un logro: es un reconocimiento a los demás de que puedes hacer todo bien y fallar, y hacer muchas cosas mal y tener éxito. Los más grandes innovadores nunca dejaron de reconocer la suerte, el azar y los sacrificios de sus predecesores.

Espero que estos puntos te ayuden a encontrar tu camino hacia la innovación.

[suffusion-the-author]

[suffusion-the-author display='description']

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)

Please insert the signs in the image:

A %d blogueros les gusta esto: