09 Feb

Las semillas de la innovación

Aunque fuimos críticos en la idea de la existencia de una metodología para la innovación (El método de la innovación; mito #1) en este blog describiremos patrones y marcos que pueden ser útiles. Pensemos en ellos más como si fueran andamios que puede ser desmontado en lugar de cimientos.

Si investigamos las historias detrás de cientos de innovaciones, veremos algunas pautas sobre cómo comienzan las innovaciones, aquí mencionaremos seis categorías:

Orange numbers 1  El trabajo duro en una dirección específica

La mayoría de las innovaciones vienen de gente dedicada en un campo de trabajo que trabajan duro para resolver un problema bien definido. Esto no es sexy, y no será guion en ninguna película importante en el corto plazo, pero es la verdad. Sus inicios son ordinarios, los innovadores pasaron tiempo enmarcar el problema, la enumeración de las posibles soluciones, y luego comenzaron a experimentar. A menudo, el trabajo duro se extiende por años.

Orange numbers 2  El trabajo duro con cambio de dirección

Muchas innovaciones comienzan de la misma manera como se ha mencionado anteriormente, pero súbitamente una oportunidad inesperada surge a la mitad del trabajo. En el cuento clásico de las notas Post-it, Una empleado de 3M había creado involuntariamente un pegamento débil, pero no lo tiro a la basura. Entonces se preguntó: ¿Para que será bueno esto? Durante años mantuvo ese pegamento a su alrededor, preguntando periódicamente a sus amigos y colegas ideas para ver en que pudiera ser útil. Años más tarde, se encontró con un amigo que deseaba un papel pegajoso para sus anotaciones musicales, dando a luz al Post-it Notes. El Teflón (un lubricante mecánico), las bolsitas de té (utilizado por primera vez para el envasado de muestras de té sueltas), y las microondas (descarga inesperada de un sistema de radar) todos tienen su origen en historias similares. Lo que se ignora es que este supuesto «accidente» se hizo posible gracias al trabajo duro y la perseverancia, y que no habría ocurrido si solo nos ponemos a esperar.

Orange numbers 3  Curiosidad

Muchas innovaciones comienzan con mentes brillantes siguiendo sus intereses personales. La ambición es pasar el tiempo, aprender algo nuevo, o divertirse. En algún momento, la idea de un propósito práctico surge, se hacen compromisos, y el resto es historia. Linus Torvalds comenzó Linux como un pasatiempo, una manera de aprender sobre el software y explorar algunas opciones por su cuenta. Al igual que el escenario de cambio de dirección, en algún momento, un posible uso se encuentra para el producto de la curiosidad, y se hace una elección para desarrollarlo o seguir curioseando en otros lugares.

Orange numbers 4  La riqueza y el dinero

Muchas innovaciones están impulsadas por la búsqueda de dinero. Peter Drucker cree que la ambición principal de Thomas Edison era la de ser un magnate de la industria, no un innovador: «Su verdadera ambición… ser un constructor de negocios y convertirse en un magnate». Drucker también explica que Edison fue un desastre en materia de negocios, pero que su perfil era tan prominente que, a pesar de sus fracasos, sus métodos de gestión empresarial se emulan hoy, particularmente en Silicon Valley y empresas de capital riesgo.

Con la mitad de una innovación en la mano, ideas, pero ningún producto, es natural tratar de vender esas ideas y dejar que otra persona tome los riesgos de la innovación. En lugar de metas revolucionarias o de cambiar el mundo, la atención se centra en cosechar las recompensas financieras sin las incertidumbres de traer las ideas desde su concepción hasta buen término.

Los fundadores de muchas grandes empresas inicialmente planeaban vender sus ideas y diseños a otras grandes empresas, pero, al no poder vender, a regañadientes decidieron ir por la libre y crear la propia. Google trató de vender a Yahoo! y Altavista, Apple a HP y Atari, y Carlson (inventor fotocopiadora) a casi cualquier empresa que se atravesó en su camino.

Orange numbers 5  La necesidad

Las olas de la innovación han venido de personas que necesitan algo que no podían encontrar. Craig Newmark, fundador de Craigslist.org, necesitaba una manera de mantenerse en contacto con amigos sobre eventos locales. La lista simple de correo electrónico creció y se hizo tan popular que se convirtió en el sitio web hoy conocemos.

Orange numbers 6  La combinación

La mayoría de las innovaciones implican muchos factores, y no es posible aislar uno de los otros. Imagina una innovación que comienza con la curiosidad la nos lleva a un trabajo duro, pero entonces la búsqueda de la riqueza del innovador lo fuerza a un cambio de dirección. A mitad de este cambio de dirección es interrumpido por un golpe de buena suerte (por ejemplo, gana la lotería), lo que permite al innovador volver a la dirección inicial con renovada perspectiva y motivación. La eliminación de cualquiera de esos componentes de la historia podría acabar con ella, o quizás no. En muchas de las historias de innovación, tenemos que preguntarnos ¿si el primer evento «mágico» no tuviera lugar, el innovador podría haber encontrado una semilla diferente en otro lugar? No importa que emillas están involucradas, todas las ideas superar desafíos similares, y su estudio revela tanto o más que el comienzo de la innovación.

Artículos relacionados

02 Feb

El método de la innovación; mito #1

Hoy en día todo el mundo y por todos los medios nos inunda con métodos, metodologías, guías o recetas para lograr algo que deseamos o deseamos ya no tener, la innovación no se escapa de este fenómeno y esto precisamente, la existencia de un método para la innovación, es el mito del que hablaremos en este blog.

Existen métodos y recetas para muchas cosas, pero ¿qué es un método? Según la definición del diccionario Real Academia, es el modo de decir o hacer con orden. Y mientras sigamos algún método, casi siempre, no importando nuestro estado físico o de ánimo, o condiciones en las que nos encontremos, obtendremos el mismo resultado.

Pero en la vida real todo es grande y complejo. Lo que queremos en la vida es más complejo de lo que podemos lograr mediante cualquier método, no queremos lograr el mismo resultado siempre. Innovar es hacer algo nuevo, y la ciencia progresiva, el descubrimiento del conocimiento, es más que seguir una simple receta. Un experimento verdadero tiene por lo menos una variable desconocida, y el experimento podría ser ver cómo esa variable, pues, vaya la redundancia, varía. ¿Qué pasaría si tú decides freír unos frijoles en el espacio? Si nadie sabe a ciencia cierta que pasaría, tienes un experimento en tus manos.

Si bien una cosa es llegar a una nueva idea, y una otra probarla y ver cómo funciona, existe una tercera forma, una menos interesante la cual es seguir las instrucciones de seguridad, bien practicadas por alguien, que ha establecido para ti. Debemos asimilar que los experimentos reales tienen riesgos, como en la vida real, podríamos considerar como ejemplo a Marie Curie, quien descubrió la radiación, pero murió a causa de ella, o como cada año millones de ratas de laboratorio sufren en el nombre de la exploración de nuevas ideas.

Innovar tiene un precio: puede ser que sea el dinero, el tiempo, la cordura, los amigos, o el matrimonio, pero no hay duda de que tendrá uno.

El mito de la metodología, en forma definitiva, es la creencia de que existe un libro de jugadas para la innovación y que este elimina el riesgo del proceso de búsqueda de nuevas ideas. Este es el mismo deseo que alimenta los deseos escondidos por ejemplo en los aparatos para ahorrar tiempo, las comidas sabrosas, pero con poca grasa, y los programas de cinco pasos para <inserta aquí el problema que más te guste>. Y al igual que otros mitos, esta fantasía vende más rápido que la verdad, de ahí vienen las películas, novelas e infomerciales sobre la innovación.

Pero a partir nuestra experiencia, claridad y retrospectiva, sabemos que lo imposible nunca sucede. Sabemos que no sucede lo Si-usted-es-suertudo o el si-usted-lee-este-libro-puede-ser-posible por una buena razón. No hay manera de evitar todos los riesgos al hacer cosas nuevas. Se necesitan recursos para iniciar una empresa, desarrollar una idea, o incluso cambiar la mente de alguien, y esas inversiones no tienen una rentabilidad garantizada. Incluso el método científico, el proceso detrás de la omnipresente «ciencia de cohetes,» no promete éxito, ya hemos visto los diferentes accidentes espaciales de las diferentes agencias alrededor del mundo.

Artículos relacionados

26 Ene

La innovación y sus mitos

He estado leyendo un libro de Scott Berkun, uno de los 5 que ha escrito, llamado “Myths of Innovation”, algo así como, “Los mitos de la innovación” en español, es muy interesante ya que nos hace reflexionar la manera en que nosotros, las personas, los medios y la empresas hacemos del uso de la palabra innovación.

Y es que Scott nos denuncia que la palabra innovación está en crisis. No se tiene un super héroe de la innovación que esté volando alrededor del mundo a velocidades innovadoras, utilizando herramientas ninjas innovadoras que se encargue de prevenir el abuso de esta palabra. Decir simplemente que algo es grande o maravilloso no significa que sea innovador, sin embargo, como el éxito de la comercialización y la publicidad lo demuestra, esto no impide que la gente trate de llamarlo innovación. La palabra innovación se utiliza con tanta frecuencia que ya no significa nada.

Hoy, y desde hace mucho tiempo, la mayoría de lo que la gente cree acerca de las ideas, desde su origen hasta su materialización en cosas que cambian el mundo, se basa en fuentes superficiales. Vemos películas que ofrecen las historias de éxito, y escuchamos cuentos de genios legendarios y sus destellos de perspicacia, cuentos transmitidos degeneración en generación,pero pocos se remontan a ver si alguna de esas historiasen realidad sucedió. Y cuando tratamos de trabajar con ideas de nosotros mismos, experimentamos una realidad tan distante delo que se nos ha enseñado a esperar que es fácil dar se por vencido. Incluso si luchamos en la confusión, estamos persiguiendo nuestras conjeturas de cómo debería de ser el proceso.

La palabra innovación se utiliza con demasiada frecuencia hoy en día por lo que ha perdido cualquier significado. Lo más útil para nosotros, tal vez, es que de sus muchos significados que encuentras en un diccionario, el más impactante es el cambio positivo significativo. Si lo que se está ofreciendo representa un cambio positivo importante para quien se ofreció, por definición, es una innovación. Esto hace que se generen declaraciones tales como «Innovamos cada día» o «Estamos en el negocio de la innovación», pero, si algo se hace regularmente, ¿cómo puede representar un cambio significativo? Incluso si es posible, la turbulencia que se generaría a ese ritmo de cambio es poco probable que fuera positiva (a excepción de un puñado de personas que se benefician del caos).

Esta definición también pesa a los creadores al tratar de comprender la perspectiva de los beneficiarios. Si se trata de un cambio positivo para el cliente, incluso si las ideas que están siendo utilizadas han existido por años, es una innovación para ellos. Esto es genial: antes de que nadie puede llamar a algo una innovación, tienen que encontrar clientes felices que también utilicen esa etiqueta al producto (o que digan: «Este es un cambio positivo importante!»). Puede que sólo significa que lo que está viejo y cansado para ti es el nuevo y excitante para otra persona. Más de mil millones de personas en el mundo no tienen electricidad ni agua potable. Si pones un 7-Eleven, con refrigeración, plomería, y acceso a Internet WiFi junto a su chozas, llamarían sin duda la la tienda, y todo el interior, una innovación. Y por la misma razón, si un extraterrestre aterrizó en su patio trasero con un motor warp viejo, destartalado, algo que él y todos sus compañeros alienígenas han tenido durante años, aún sería una innovación en su caso.

Scott ha logrado identificar los mitos que giran alrededor de la palabra innovación, he seleccionado algunos de los mitos que Scott menciona en su libro, compartiré con ustedes algunos de ellos, si tiene oportunidad, lean el libro, se los recomiendo.

19 Ene

¿Estas saboteando tu competitividad?

La ventaja competitiva empuja el éxito de nuestros negocios y empresas, sin embargo existen ciertas fuerzas con las que las organizaciones responden a los cambios tecnológicos. Es por esto que tenemos que tener la habilidad de visualizar que cada vez que llegamos a una meta, un nuevo juego nace y que los cambios acumulados, resultados de esos retos, a la larga producen un cambio de paradigma.

Desde hace mas de 50 años, nuestro forma de ver al mundo se ha transformado hacia 2 dimensiones, las organizaciones vistas como un sistema sociocultural y el arte y ciencia de manejar variables interdependientes.

Estas son las 6 fuerzas que erosionan tu ventaja competitiva:

Fuerzas que erosionan la ventaja competitiva

La imitación:

La competitividad es por definición una distinción. Las distinciones exitosas, a través del tiempo son erosionadas por la imitación. Es cuando las expectativas iniciales se vuelven normas y pierden su ventaja competitiva. Es por esto que siempre tenemos que estar en continua innovación, es decir, trabajamos arduamente y logramos lanzar un producto que esta siendo exitoso, no debemos dormirnos en nuestros laureles e inmediatamente tenemos que estas trabajando en el siguiente, ya sea una versión nueva, o otro producto disruptivo.

La inercia:

La inercia es la responsable de todas las tendencias y comportamientos que retrasan las reacciones a los avances tecnológicos.

Entre mas éxito tenga una organización con cierta tecnología, mayor es la resistencia al cambio. La reacción inicial es siempre la negación. Los humanos tenemos la capacidad increíble de negar los eventos innegables que están enfrente de nosotros, pero el peligro realmente viene cuando una organización busca parchar los procesos. Cuando una organización parcha sus procesos se desperdicia tiempo valioso. Esta proveyendo a la competencia con una oportunidad para que disemine una nueva tecnología o domine el mercado.

Al parchar los procesos por otra parte, incrementa el costo de la operación, reduce la calidad de la salida y produce un nuevo riesgo.

Recuerda, no te resistas al cambio, al contrario tenemos que trabajar en la implementación ordenada de los avances tecnológicos y organizacionales en nuestra empresa.

La sobreutilización

La exageración, esa falacia de que si «X» es bueno, mas «X» es mucho mejor. Este es el punto clave de una fuerza destructiva de la ventaja competitiva. La tendencia de empujar a la organización o personas hasta el limite de sus fuerzas, transforma su fortaleza en una debilidad destructiva.

El cambio del juego

El cambio del juego, o la transformación del problema es el corazón del proceso contra intuitivo que invierte el éxito en fracaso. En otras palabras, el hecho de jugar siempre un partido de la misma forma cambia el juego en si mismo. El no poder apreciar las consecuencias de nuestro éxito y nuestra tendencia de jugar el mismo juego nos puede llevar a una tragedia. Una vez que se obtiene el éxito, o se resuelve efectivamente un problema, las preocupaciones asociadas con ese problema se ven afectadas irreversible mente. Al solucionar un problema este se transforma y genera un nuevo paquete de preocupaciones. Es por esto que las reglas del juego cambian y un nuevo reto emerge tan pronto como alcanzamos una meta.

El cambio de paradigma

 Los efectos acumulativos de la imitación, inercia, sobreutilización y el cambio de juego al final se manifiestan mediante la 5ta. fuerza, el cambio de paradigma.

Un cambio de paradigma puede suceder decididamente por un procesos activo de aprender y des aprender. Es mas común que sea una reacción a la frustración provocada por un cúmulo de eventos que anulan la sabiduría tradicional. La mayoría de la gente acepta que el paradigma actual ha dejado de ser valido o ha agotado su capacidad cuando hacemos frente a una serie de contradicciones que no podemos seguir ignorando o negando así como el incremento en el numero de dilemas de los cuales su modelo mental no puede proveer explicaciones convincentes.

La interdependencia y la selección

Mientras que las organizaciones, como un todo, se están volviendo mas y mas interdependientes, cada una de sus partes muestran cada vez mas albedrio y actúan independientemente. La respuesta a este dilema requiere de un cambio doble de paradigma

El primer cambio resulta de la habilidad de ver a la organización como un sistema multimente, como un sistema sociocultural, una asociación voluntaria de miembros útiles que se han agrupado para servir a una necesidad en el ambiente.

El segundo cambio de paradigma nos ayuda a ver a través del caos y la complejidad y nos enseña como liderar con un conjunto de variables interdependientes.

La falta de apreciar la importancia de este cambio doble resulta en un conflicto estructural excesivo, ansiedad, un sentimiento de impotencia y resistencia al cambio. Desafortunadamente lo que prevalece en nuestras organizaciones, no importando todo lo anterior es la resistencia al cambio.

24 Sep

¿Son tus objetivos SMART?

En este mundo complejo de hoy, donde vivimos presionados por la necesidad de ser productivos, es decir, eficientes, eficaces y efectivos, todo esto a un costo competitivo y en un tiempo, algunas veces razonable y sin dejar atrás calidad, se hace necesario que nuestros proyectos tengan objetivos inteligentes (smart en inglés).

La mayoría de los gerentes y directores de proyectos estarían de acuerdo en haber oído en más de una ocasión lo siguiente:

“Nunca tengo tiempo suficiente para completar todas mis asignaciones, independientemente de lo bien que mi día fue planeado en el papel.»

“Me gustaría poder contar con más tiempo para cumplir con mis plazos y producir resultados de alta calidad de forma consistente.

Una forma efectiva de lograr tener objetivos efectivos es utilizando la técnica SMART. Smart es una palabra inglesa que significa inteligente pero en nuestro caso, SMART son las siglas en ingles de:

S             Specific (Específico)

  • Pueden ser entendidos de una sola forma.
  • Libres de ambigüedades y términos no verificables.
  • Planteado positivamente.

M           Measurable (Medible)

  • Puede ser verificado

A             Achievable (Alcanzable)

  • Puede ser realizado dentro de las restricciones de nuestro proyecto.

R             Realistic (Realista)

  • Tiene sentido
  • Es apropiado para el requerimiento

T             Tangible (Tangible)

  • Se plantea de manera numérica o formato Si/No o como sea definido previamente con un entendimiento establecido.

Recuerda que es importante de que tengas toda la información a la mano para aplicar cada uno de los estándares SMART, de no ser así, tienes dos opciones, o para, consigues la información y la colocas todos los pendientes en una lista, o también puedes determinar si el estándar es necesario para el éxito.

Y también recuerda de involucrar al cliente del proyecto, así como al equipo de proyecto. En el futuro obtendrás información más precisa.

Y… ¿Son tus objetivos SMART?

Recuerda que la técnica SMART la podemos aplicar en todas las áreas.

A %d blogueros les gusta esto: