17 Ago

Los 7 tipos de desperdicios

A continuación les comparto un extracto de “La guía Lean Six Sigma para hacer más con menos” de Mark O. George el cual explica muy claramente los 7 desperdicios identificados por la metodología Lean y como Seis Sigma Esbelto (Lean Six Sigma) nos ayuda a eliminarlos.

Todo empieza con el desperdicio. Aunque las empresas a menudo buscan mejoras incrementales en los pasos que agregan valor, los mayores ahorros se pueden encontrar atendiendo primero el desperdicio en sus procesos –entendiéndose como desperdicio todo aquello que los clientes no valoran–. La mayoría de los procesos presentan un desperdicio considerable, lo cual genera costos en muchas dimensiones.

Nuestra experiencia con clientes ha identificado los siete tipos de desperdicio más comunes. Unos tienden a ser muy visibles, mientras que otros pueden ser más difíciles de detectar, por lo que exigen un mapeo y un análisis de la cadena de valor para descubrirlos:

  • Transporte: las entradas, las salidas o los movimientos intermedios que implica un proceso. El desperdicio en el transporte en general se produce por el diseño y la disposición de las instalaciones, pero también puede provenir de la falta de fluidez entre distintos pasos de los procesos. Una solicitud interna que debe ir de departamento en departamento y de individuo en individuo se puede perder durante días en el laberinto de cubículos y edificios, con el consiguiente coste en tiempo y capital. El Lean Six Sigma elimina esas transferencias de desperdicio por medio del rediseño de procesos hacia disposiciones celulares y flujos racionalizados que reducen el tamaño de los lotes.
  • Movimiento: es decir, el movimiento ineficiente de personas. Si sigue diariamente a un trabajador, probablemente verá que cada vez sigue un camino diferente, lleno de búsquedas inútiles, posturas corporales extrañas e incomodidad. Solo el síndrome del túnel carpiano hizo que una generación de mecanógrafos y operarios de fábricas sufrieran dolores, pérdidas de tiempo y menos productividad, hasta el punto de necesitar caras operaciones quirúrgicas. El Lean Six Sigma va en la dirección opuesta, con flujos celulares que incluyen rutas establecidas para el desplazamiento, procedimientos operativos optimizados y un diseño ergonómico del entorno de trabajo.
  • Esperas: implican costes, que se acumulan con cada interrupción del proceso. El proceso de solicitud de una hipoteca normalmente pasa el 99 % del tiempo encima de diferentes escritorios. El Lean Six Sigma puede identificar los pasos susceptibles de generar restricciones a través del mapa de valor y la comparación de las capacidades del proceso con la demanda de los clientes.
  • Sobreproducción: es decir, fabricar y almacenar más productos y materias primas de los necesarios. En los procesos transaccionales, la sobreproducción puede pasar desapercibida mientras aumenta de manera significativa los gastos indirectos, con partidas como gastos de envío, órdenes especiales que fracasan a la hora de aprovechar las economías de escala y pagos adelantados. Por ejemplo, los directivos de una empresa pagaban 350 dólares por consulta a un bufete de abogados externo; un análisis Lean Six Sigma demostró que, para la mayoría de las consultas, los abogados de la empresa tenían soluciones estándar que prácticamente no suponían ningún coste.
  • Sobre procesamiento: es decir, proporcionar más de lo que el cliente quiere o de lo que está dispuesto a pagar. Para evitar el sobre procesamiento, es necesario comprender las necesidades del cliente en todo el ciclo de valor, desde el diseño hasta la producción y la entrega. Si es posible, hay que enfocarse en el diseño original y en los departamentos de I+D con el fin de incorporar calidad y facilidad de fabricación, además de gastar menos recursos en la etapa de desarrollo.
  • Defectos: se trata de errores en productos destinados a los clientes. Ya que usted paga por fabricar defectos, no solo por arreglarlos, debe enfocarse en áreas de desperdicio de alto coste, rediseñar y reparar en lugar de intentar aumentar la calidad de los pasos del proceso que ya aportan valor. Por ejemplo, el centro de venta telefónica de una empresa implementó un proyecto de Lean Six Sigma con el fin de aumentar las ventas y reducir los costes. La dirección pensaba que las ventas dependían de los años de experiencia del vendedor y de la cantidad de tiempo que dedicaba a cada cliente. Una prueba estadística demostró que esta percepción no era correcta: los factores más importantes para el aumento de las ventas fueron los guiones de venta de los operadores, así como el uso de una estrategia de precios flexible.

La mejor estrategia para atender los siete tipos de desperdicio es centrarse en un proceso en lugar de hacerlo en las máquinas, los recuentos o las cuentas del balance. Los profesionales terminan acostumbrándose tanto al esfuerzo que deben hacer para completar sus tareas que ya no son capaces de ver el desperdicio. En la mayoría de los casos, solo un proyecto de Lean Six Sigma permite que las personas sean conscientes del proceso de principio a fin y que después asuman la responsabilidad de toda la cadena de valor.

¿Quieres saber más? ¿Te interesaría un curso en línea o presencial? ¡Contáctanos! Nosotros te podemos ayudar.

Referencias:

  • La guía Lean Six Sigma para hacer más con menos de Mark O. George

 

15 Ago

¿Qué tan importante es el Lean Six Sigma en una empresa de servicios?

Ustedes se preguntaran, como yo lo hice alguna vez, ¿Cómo puedo aplicar Lean Six Sigma en mi empresa si esta no es una maquila? Sin embargo, Seis Sigma Esbelto no es exclusivo de la industria manufacturera, el Lean Six Sigma (LSS) nos puede ayudar a entregar un mejor servicio o producto a nuestros clientes. En la actualidad LSS ya se aplica con éxito en compañías de servicios, de salud y financieras.

Por lo general, el 50% del costo del servicio no agrega valor, al no agregar valor, se considera desperdicio, es aquí donde podemos ahorrar usando herramientas de Seis Sigma Esbelto, ya que este trabajo que no agrega valor es invisible, es decir, cuando procesamos una solicitud de seguro, por decir un ejemplo, no vemos el trabajo aplicado a esta como sería el ensamble de una celular en una planta manufacturera, no es tan fácil encontrar las actividades que no generan valor a menor que hagamos este proceso más visible mapeando el proceso o desarrollando métricos de desempeño diario.

Tomemos como ejemplo la aplicación para un nuevo seguro de auto y veamos el tiempo total requerido para procesar la solicitud hasta que la póliza se entrega al cliente. Cuando la póliza está con nosotros, le agregamos el 5 o 10% del trabajo requerido, el otro 95 0 90% del tiempo, la solicitud está en revisión, revisión de la revisión, recolección de la información, revisión de la información recolectada, etc., todo estas actividades que son realizadas debido a regulaciones gubernamentales o procedimientos internos son consideradas desperdicio.

De hecho, el 80% de los retrasos, es provocado por el 20% de las actividades, la así llamada regla 80/20.

La realidad es que en este mundo actual, tan ferozmente competitivo y con clientes mejor informados más la combinación de estos dos factores, retardos y desperdicios provoca que perdamos la lealtad de nuestros clientes. Para estar adelante en el juego, tenemos que pensar hacia adelante, retar a los miembros del grupo que dirigen nuestra empresa a tomar decisiones basadas en datos, no en intuición y suposiciones. Es aquí donde el Lean Six Sigma provee la plataforma que ayuda a las organizaciones a combatir el medioambiente negativo, anima a la organización a escuchar las demandas de sus clientes y usar la información disponible para cambiar hacia un estado mejor.

¿Quieres saber más? ¿Te interesaría un curso en línea o presencial? ¡Contáctanos! Nosotros te podemos ayudar.

Referencias:

  • Implementing World Class Manufacturing. Business Manual. Larry Rubrich & Mattie Watson
  • The Toyota Way. 14 Management Principles from the world’s Greatest Manufacturer. Jeffrey K. Liker
  • Lean Thinking. Banish Waste and Create Wealth in Your Corporation. Womack and Jones.
  • The Lean Pocket Guide XL. Tools for the Elimination of Waste!.

 

 

 

13 Ago

¿Cómo nos ayuda Lean Six Sigma o Seis Sigma Esbelto?

Muchas veces en nuestras empresas nos encontramos con problemas que nos impiden operar efectivamente, hacen nuestros procesos ineficientes y hacen que entreguemos a nuestros clientes un producto o servicio muy pobre. Sheila Shaffle divide estos retos en tres grupos los cuales son:

1.- Introducción de nuevos procesos o productos sin:

  • Tener un entendimiento completo del riesgo, esto es, sin conocer que puede salir mal, como direccionar el problema y como este problema afectara al resto de la organización.
  • Métricos de éxito; como sabemos que las metas fueron alcanzadas

2.- Las mejoras o cambios de una sola vez; Estos son realizados en forma reactiva:

  • Se afecta de forma adversa un proceso cuando se trata de componer otro.
  • No se permite una mejora estratégica.

3.- Falta de métrico executivos y de procesos apropiados.

  • No se sabe que medir, como medir ni cada cuando.
  • Falla al momento de llevar la mejora continua debido al ruido en la organización,

Todos estos problemas se asoman debido a que la organizaciones no tienen una metodología sistemática de resolución de problemas o una cultura de negocios basada en administración de procesos y toma de decisiones basada en datos.

Entonces… ¿Cómo nos ayuda Lean Six Sima o Seis Sigma Esbelto?

Las fortalezas de Lean Seis Sigma (Lean Six Sigma) son tales que ayudan a las organizaciones a eliminar estos retos al proveer un lenguaje común, entrenamiento y un kit de herramientas de resolución de problemas.

Lean Seis Sigma se asegura que todas las decisiones, desde comprar un sistema o lanzar un producto al mercado sean basadas en datos.

Desde el punto de vista de procesos, Seis Sigma Esbelto se  asegura que el procesos es visto de una forma holística y de esta forma se evite algún impacto adverso en otras partes de la organización.

¿Quieres saber más? ¿Te interesaría un curso en línea o presencial? ¡Contáctanos! Nosotros te podemos ayudar.

Referencias: Lean Six Sigma, Sheila Shaffie.

10 Ago

¿Cuales son las cintas en Lean Seis Sigma?

Al igual que en las artes marciales, en Seis Sigma existen las “cintas” y cada una de estas cintas significa un grado de experiencia. A los practicantes de Seis Sigma se les da un titulo “cinta” (Cinta Negra, Cinta Verde, Cinta Amarilla) el cual corresponde a su grado de experiencia.

Y así, como en las artes marciales, entre mas obscuro el color, las cintas indican mayor experiencia (mas entrenamiento, mas conocimiento y habilidades).

Veamos las habilidades de cada una de ellas:

Cinta Negra

Un Cinta Negra tiene el conocimiento de experto y las habilidades en la metodología DMAIC, métodos Lean y trabajo en equipo.

Los Cinta Negra deberían ser capaces de liderar cualquier equipo a través de la organización en la ejecución de proyectos de Seis Sigma Esbelto (Lean Six Sigma). Los Cinta Negra tal ves también den entrenamiento en Lean Six Sigma y asesore algunas otras cintas en entrenamiento.

El entrenamiento de Cinta Negra puede ser obtenido de diversas fuentes pero típicamente tiene una duración de 140 a 160 horas de entrenamiento en el uso de herramientas estadísticas, diseño de experimentos, trabajo en equipo y administración de proyectos.

La certificación de Cinta Negra, el reconocimiento de ambos el conocimiento teórico y la aplicación practica, lo dan diversas organizaciones como lo son, la American Society of Quality (ASQ) y otras firmas de consultoría.

Cinta Verde

Un Cinta Verde tiene un fuerte conocimiento y las habilidades relacionadas a la metodología DMAIC y métodos Lean, pero típicamente no tiene la experiencia en herramientas estadísticas avanzadas como lo es el diseño de experimentos (DOE).

Los Cinta Verde pueden liderar proyectos simples bajo la guía de un Cinta Negra o pueden trabajar como miembros de un equipo.

El entrenamiento de Cinta Verde puede ser obtenido de diversas fuentes pero típicamente tiene una duración menor a 100 horas de entrenamiento e incluye el uso básico de herramientas estadísticas, con énfasis en técnicas de resolución de problemas.

La certificación de Cinta Verde, lo dan diversas organizaciones como lo son, la American Society of Quality (ASQ) y otras firmas de consultoría.

Cinta Amarilla

Un Cinta Amarilla esta entrenado en conceptos generales y herramientas básicas de Lean Six Sigma

Una empresa implementando un proyecto de Seis Sigma Esbelto puede escoger el designar como miembros de quipo a Cintas Amarillas después de completar el entrenamiento requerido, o tal ves puede designarles el trabajo de recolectores de datos de un Cinta Negra o Verde.

El conocimiento de un Cinta Amarilla esta definido de diferente forma en cada organización. En algunos casos, tal ves solo represente el lenguaje y conocimientos básicos de Seis Sigma, con una mención del proceso DMAIC. En algunos otros casos, a los Cintas Amarillas se les entrena en un conjunto mas completo de herramientas, por lo general son de 15 a 20 horas de entrenamiento.

¿Quieres saber más? ¡Háznoslo saber!

Referencias:

The McGraw-Hill 36-Hours Course: Lean Six Sigma.

The Lean Six Sigma Pocket Guide de Michale L George.

08 Ago

Y… ¿Que es “Lean Six Sigma”?

A través del tiempo en la maquila y estudios de postgrado he conocido de Seis Sigma (Six Sigma) y Filosofía Esbelta (Lean) y sin querer queriendo (como dice el Chavo) termine aplicando una mezcla de ambas filosofías al resolver problemas específicos.

Leyendo acerca del tema me encuentro que esto no es nuevo y que de hecho ya existe lo que se llama “Lean Six Sigma” o, lo que podría ser una traducción al español “Seis Sigma Esbelto”

Pero… ¿Entonces de donde viene el “Lean Six Sigma”?

Entre mas usamos las técnicas de resolución de problemas mas podemos ayudar a resolver una gran variedad de problemas de negocios. Comenzando en los 80’as, los consultores entrenados en ambas disciplinas se dieron cuenta de la sinergia entre Seis Sigma y los Conceptos Lean y empujaron fuertemente para la combinación de las diferentes herramientas de Seis Sigma (enfocadas en la mejora de la calidad) y los conceptos Lean (enfocados en la remoción del desperdicio).

De ahí es donde nace “Lean Six Sigma”.

Desde el punto de vista administrativo, la combinación de ambas técnicas en “Lean Six Sigma” amplifica las fortalezas y minimiza las debilidades que presentan de manera individual.

Esta metodología que cada vez es mas popular, Lean Six Sigma primero enfatiza el uso de las metodologías de la filosofía Lean para eliminar el desperdicio e incrementar la velocidad del proceso, y después, con el uso de las herramientas de Seis Sigma se reduce o remueve la variación en el proceso.

Esta es la razón por la que muchas compañías que manejan iniciativas de calidad en la actualidad prefieren usar esta metodología en lugar de cualquier otra.

Y… ¿En tu organización usan algún tipo de filosofía, metodología o herramienta? ¿Cual usan?

A %d blogueros les gusta esto: